¿Cómo se relacionan la biosfera y la hidrosfera?

¿Por qué la biosfera requiere la presencia de la hidrosfera?

Las interacciones que custodian estas dos esferas terrestres son muy directas, ya que la existencia de la biosfera depende totalmente de la hidrosfera.

La relación más clara y observable es el hecho de que todos los seres vivos necesitan consumir, en mayor o menor medida, agua para sobrevivir. También hay conexiones mucho menos obvias, pero no obstante tan importantes como la primera.

Otro factor que hace del agua un elemento esencial para los seres vivos, es que funciona como un solvente universal, y es el medio en el que los seres vivos realizan gran parte de sus reacciones metabólicas. Por eso es tan importante que tanto los animales como las plantas almacenen grandes cantidades de agua en su cuerpo. Otras de las muchas funciones que cumple el agua en los seres vivos son:

– Transporta sustancias por todo el cuerpo.

– Regular la temperatura interna.

– Actúa como amortiguador en las articulaciones, evitando el roce entre los huesos.

– Tiene una función estructural, aportando turgencia a las plantas o como esqueleto hidrostático de algunos invertebrados.

De manera más indirecta, la hidrosfera favorece la vida al proporcionar las condiciones de temperatura y humedad que muchos seres vivos requieren en sus hábitats naturales. Por ejemplo, el agua estancada en los pantanos permite que animales como ranas o sapos mantengan su piel húmeda, ya que estos absorben agua constantemente a través de sus poros para mantener su cuerpo hidratado. También proporciona un escondite para depredadores como los cocodrilos, que acechan en sus presas entre los charcos. La existencia de polos, que dan lugar a muchas especies animales, es muy importante y podemos considerarlos parte de la hidrosfera por ser agua en estado sólido.

Además, una inmensa parte de la vida del planeta vive directamente en los mares, ríos y océanos. Los grandes cuerpos de agua albergan unas 230.000 especies catalogadas, más las que aún no hemos podido descubrir por las dificultades para adentrarse en el fondo marino. Por tanto, la biosfera no solo aporta beneficios a la biosfera, sino que es ella misma la que contiene buena parte de ella.

Hoy es fundamental que cuidemos el medio ambiente y tratemos adecuadamente nuestros desechos, ya que muchos de ellos enfrentan los océanos. Actualmente, podemos ver en los mares “islas de plástico”, formadas por miles de piezas de este material. Esto representa un peligro para las especies marinas, cada vez más dañadas por la actividad humana, y en la última década se han extinguido unas 15 especies marinas. Uno de los ecosistemas acuáticos más afectados por la contaminación son los arrecifes de coral, y los científicos estiman que para 2050, alrededor del 90% de los seres vivos que los habitan podrían desaparecer.

Sin embargo, los océanos aún pueden recuperarse. Si tomamos las medidas necesarias en materia de contaminación y mejoramos los sistemas de pesca para hacerlos más sostenibles, la vida marina podría recuperarse (al menos una buena parte) en unas tres décadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: