Desierto cálido

El desierto cálido es un bioma árido, de escasas precipitaciones y vegetación. Cuentan con una gran extensión a lo largo del mundo, ocupando un tercio de la superficie terrestre. Existen dos tipos de desiertos según su suelo: el arenoso (está formado por arena, que puede amoldarse en dunas) y el rocoso (de suelo compuesto por rocas).

Los desiertos constituyen importantes depósitos de restos humanos y fósiles debido a su sequedad, así como de depósitos minerales. Por ello, son fuentes esenciales de información sobre la remota historia humana.

¿Qué lo caracteriza?

Los desiertos cálidos sufren variaciones de temperatura extremas entre el día y la noche, superando los 50º C durante el día y cayendo hasta los -10º C durante la noche. Las precipitaciones son muy reducidas, y solamente obtienen unos 25 cm3 de agua al año. Llaman la atención los oasis, que son zonas en las que una fuente de agua da vida a una gran cantidad de seres vivos a su alrededor, y pueden llegar a cubrir extensiones de terreno considerables dentro de los desiertos.

Las especies vegetales de los desiertos son reducidas, y predominan aquellas capaces de retener agua durante un periodo de tiempo prolongado, o ciertos arbustos bajos, como cactus y matorrales. En los oasis, es muy común ver grandes palmeras, y la hierba suele cubrir algunas zonas de suelo.


¿Qué animales podemos encontrar?

La fauna es algo más abundante, e incluye diversas especies de lagartos y serpientes. Uno de los reptiles más temidos del desierto es la víbora cornuda, que puede atacar a los humanos a través de su veneno, siendo letal cuando la cantidad sobrepasa los 40 mg. Se llama así porque puede presentar uno o dos pequeños cuernos sobre su hocico. Es bastante común en el desierto del Sáhara.

También son comunes los insectos y arácnidos. Un ejemplo es la araña camello, de gran tamaño. Estos arácnidos son principalmente nocturnos, y durante el día se desplazan rápidamente por las zonas de sombra, lo que puede dar la impresión de una persecución o ataque. Son carnívoros con grandes capacidades para abatir a sus presas, que pueden llegar a matar incluso a escorpiones. Habitan todo tipo de zonas áridas y secas, por lo que se pueden encontrar en cualquier desierto cálido.

Entre las aves, podemos encontrar buitres, y hay mamíferos como zorros, chacales, ratones, camellos y dromedarios. El zorro fénec o zorro del desierto es el cánido de menor tamaño, cuyo peso oscila entre 1 y 1,5 kg. Pueden vivir entre 10 y 12 años, y sus grandes orejas les permiten librarse del exceso de calor. Su claro pelaje desvía los intensos rayos de luz durante el día, lo que contribuye también a su adaptación a las temperaturas extremas. Son nocturnos, por lo que suelen pasar la mayor parte del día en sus madrigueras, que pueden conectar con las de otros zorros, aunque son más bien solitarios. Su gran agilidad les permite realizar saltos muy largos, que funcionan muy bien como mecanismo de huida.

En los desiertos del sur de África, es fácil encontrar chacales. Pertenecen a la familia de los cánidos, tienen un tamaño mediado y distintos tipos de pelaje. Sus variantes son el chacal dorado, rayado y de lomo negro. No son nocturnos, pero tienden a ser más activos en el momento del anochecer. Pueden formar parejas monógamas, que defienden su territorio de otros chacales, y lo marcan con su orina y heces. Tienen una fuerte dentadura, y sus presas son de todo tipo, pudiendo ser aves, mamíferos o reptiles. Aquellos que tienen pareja, cazan en conjunto.

¿Cuáles son los desiertos más importantes?

El desierto cálido más extenso del mundo es el desierto del Sáhara, y el tercero contando también los desiertos fríos. Los animales más comunes de este desierto son los dromedarios y las cabras. Los primeros son domésticos, y muy utilizados por las poblaciones nómadas para su desplazamiento. También el escorpión amarillo y el guepardo del Sáhara son especies que habitan este desierto. Entre los herbívoros, el antílope blanco, la gacela blanca y la gacela dama. Todos estos animales pueden pasar largas temporadas sin beber, sobre todo los antílopes, que pueden resistir hasta un año. Las gacelas habitan también en zonas cercanas al Nilo, y su pelaje es más claro que el del resto de su familia para evitar la absorción de calor proveniente del Sol. Otros desiertos africanos son el Kalahari, el Namib y el Gobi.

En américa hay varios desiertos, como el de Arizona-Sonora, el Mojave y Atacama. En Asia, los desiertos Karakum y Taklamakán.

¿Qué aporta a los humanos?

Algunos desiertos han sido claves en la historia humana. Por ejemplo, Egipto fue hogar de una de las civilizaciones más importantes, y también de las primeras. Además, el desierto de Sáhara fue esencial por las diversas rutas comerciales que se trazaron allí, por las que se transportaban productos como sal, oro y marfil. De una forma no tan positiva, también fueron llevados a Europa muchos esclavos a través del Sáhara. Como dijimos anteriormente, los desiertos albergan gran cantidad de depósitos minerales, y son importantes fuentes de energía, que extraemos a través de la luz solar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: